lunes, 20 de febrero de 2017

Transcripción ponencia ADTA , ciclo charla-debate de "Mercados en Transición", Mercado Agroecológico del Aljarafe en Gines, 18 febrero 2017.




Manolo Librero, miembro de ADTA, asociación creada en el a.o 1999, Asociación para la Defensa del Territorio del Aljarafe.

"Uno de los asuntos por los que luchamos es la creaci.n de un Parque en el Riopudio. Presentamos una propuesta en el 2000 y la llevamos por todos los pueblos del Aljarafe. Casualmente en el año 2004, en Bormujos, se presentó la propuesta y al presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir le gustó, comprometiéndose a llevarla a efecto. Fue una alegría para la asociación, se redactó el proyecto, se pidieron fondos europeos, llegaron y se empezó a construir. Estuvo unos años parado cuando la CHG pasó a la Junta de Andalucía y cuando volvió el Ministerio se retomó otra vez. Finalmente, en el año 2015 se dio por terminado. 

Aunque no es la propuesta completa de ADTA, por lo menos hay 120 hectáreas que son propiedad de la CHG y por lo tanto, de todos nosotros. Ahora mismo lo que estamos viendo es quién se hace cargo de ese Parque que está construido y que nadie quiere hacerse cargo de él.

En teoría la Confederación, como es propietaria, debería de mantener el Parque, se supone, pero no quiere. Dice que no tiene dinero. -lo que le gusta es hacer presas o entubar ríos..., El parque no les interesa o no les gusta. La Asociación está intentando poner en armonía a todos los organismos implicados en el tema, como es la Junta, la Diputación, Ayuntamientos y Confederación. Hasta ahora no hemos tenido éxito, pero como somos muy pesados, vamos a seguir dando la lata hasta conseguirlo. 

Intentamos concienciar a la gente de los pueblos para que utilicen el Parque, realizamos plantaciones de arbustos, ahora mismo se está realizando una y el sábado pasado hubo otra, llevamos a efecto el Programa Andarríos de la JA, practicamos rutas diurnas o nocturnas, organizamos encuentros con diferentes administraciones y grupos interesados, etc. Es decir, estamos intentando llevar a la gente para que lo usen, para que lo disfruten y para que presionen a las administraciones para su mantenimiento. El título de la charla o mesa redonda era salud y bienestar social del Riopudio. Casualmente, me han venido una serie de trabajos que se han realizado en España, -pocos, en el extranjero se han hecho mas- sobre los beneficios que puede tener un área protegida como es en teoría el Parque del Riopudio. 

Las áreas protegidas proporcionan a la sociedad beneficios para la salud y el bienestar a través del cumplimiento de los objetivos de conservación del patrimonio natural y cultural. Aunque España no ha profundizado mucho, hasta ahora, en este tema, sí podemos indicar una serie de ellos: 

Aportan escenario para desarrollar actividades deportivas al aire libre, que no requieren infraestructuras específicas ni desarrollos bruscos, por lo que dan autonom.a y libertad a los que las realizan. 
Relevancia para el desarrollo en zonas periurbanas como es ésta. 
Ofrece escenarios para el desarrollo de actividades recreativas y deportivas no competitivas, con lo que promueve la salud social, cohesión de grupos sociales y familiares, y otros valores sociales como la solidaridad intergeneracional. 
Ofrece oportunidades diversas para la recuperación de enfermedades, convalecencias, dolencias, propias de las distintas etapas de la vida. Particularmente las relacionadas con problemas cardiovasculares y óseos. 
Son territorios desde los que fomentar los hábitos alimenticios sanos y favorecer el consumo de productos locales. 
Facilita paseos para romper con el sedentarismo “propio del trabajo de oficina”. 
Son lugares para grandes oportunidades de trabajo con niños y adolescentes para la creación de hábitos saludables y progresión del ejercicio físico. También para los mayores. 

La Organización Mundial de la Salud nos indica que la 1/4 parte de la morbilidad mundial y ⅓ en la infancia se asignan a factores de degradación ambiental, modificable. Es decir, que el medio ambiente, al ser modificado está produciendo bastantes daños, está produciendo mortalidad.

Existen muchos estudios publicados, donde se habla de los principales efectos positivos de estos parques o zonas reservadas. Utilizando estas zonas se disminuye la frecuencia cardíaca y la presión arterial, y por lo tanto se atenúa el riesgo de desarrollo de enfermedades cardiovasculares, y al hacer deporte hay menos probabilidades de tener sobrepeso. Aumenta la asimilación de vitamina D al exponerse al sol, pero con prudencia por el tema del cáncer de piel. Se amplia la respuesta inmune, con lo que la recuperación de enfermedades mejora; así los pacientes de hospitales que tienen alrededor un parque presentan una convalecencia menor que si está rodeado de casas o bloques.

También se ha demostrado efectos positivos indirectos, por ejemplo, facilitan la participación social, proporcionan alimentos naturales, proporcionan catalizadores para cambiar ciertos estilos de vida, aportan buenas experiencias para personas de todas la edades y aportan soporte para estudios epidemiológicos. Las áreas protegidas como el Riopudio contribuyen a la salud física -afecciones cardiovasculares, obesidad, a promover hábitos saludables -desarrollo recreativo y deportivo entre jóvenes y mayores, a recuperarse de las enfermedades -convalecencias y dolencias-, y aportan escenarios para actividades deportivas que no requieran infraestructuras. También contribuyen a la salud mental y espiritual. Aportan experiencias personales irrepetibles que promueven la mejora de la autoestima ya que muchas de las actividades suelen conllevar un plus de dificultad. Habitualmente estas actividades se realizan en grupo lo que refuerza los lazos de amistad, las relaciones, es decir que favorecen la solidaridad. Los numerosos elementos del patrimonio inmaterial contribuyen a la salud mental o espiritual. La contemplación de la naturaleza ayuda a la recuperación de la fatiga mental, del estrés emocional, la depresión, la ansiedad y sus trastornos. La ausencia de ruido y disfrute de un paisaje de calidad son clave para la actividad física desarrollada. Ofrece también al individuo la posibilidad de experimentar la soledad, la quietud, aumentar la capacidad de reflexión, la inspiración. Es una cosa que se está perdiendo actualmente. ( Si llevas a un ni.o, sobretodo si es urbanita, a un parque o a una reserva o un espacio protegido se extra.a de escuchar los pájaros porque a lo que están acostumbrados es a escuchar música, ruido, coches, … y eso les produce una sensación rara.) Tambi.n contribuye a la salud social. El desarrollo de actividades recreativas favorece las relaciones familiares y sociales. Tambi.n permite acercar a los habitantes de la ciudad al medio rural. Establecer lazos de relaci.n, tanto emocional como comercial. Tambi.n contribuye a actividades de voluntariado ambiental, permite promover la participaci.n social entre distintos colectivos. Resultan lugares privilegiados en los que recuperar actividades tradicionales. Ofrece oportunidades para desarrollo econ.mico ligado a la producci.n y comercializaci.n de productos sanos y de pr.cticas sostenibles. Y son lugares id.neos desde los que promover h.bitos de consumo responsable y sostenible. 

En el Parque del Riopudio, existen muchos olivos abandonados, hay zonas de naranjos, vi.edos, higuerales, y multitud de plantas que ser.a conveniente recuperar. Tendríamos que hablar con los municipios para que, de alguna manera, los mayores que saben todavía mantener estos árboles expliquen y enseñen a los jóvenes, mediante escuelas taller o cualquier otro sistema similar que se pueda montar, cómo se hace. Se está perdiendo el patrimonio cultural agricola. Ya casi nadie sabe varetillear, podar, etc. Tenemos ahí un posible nicho económico que se puede aprovechar. 

Esta una de las ideas que tiene ADTA, pero que no sabemos aún como llevar a cabo. Por eso queremos que cada vez se implique más gente de los municipios de alrededor y de alguna manera sacar a delante todas estas posibles mejoras que se pueden realizar en el Riopudio para que éste se mantenga, se conserve y pase a la posteridad. 

Aparte del proyecto del Riopudio, ADTA se dedica a estudiar y realizar alegaciones de los PGOU de los pueblos del Aljarafe. Últimamente, como veíamos que las alegaciones tenían un recorrido limitado, los PGOU seguían para adelante tal cual, estamos planteado procesos contenciosoadministrativos 
con las distintas administraciones competentes. 

Finalmente, otro tema en el que estamos trabajando es la creación de un “parque paisajístico y cultural del Aljarafe Norte”. Una propuesta que lleva ya unos 6 o 7 años y que abarca los yacimientos arqueológicos de Valencina, Castilleja de Guzmán, Camas -El Carambolo- y Santiponce -Itálica-. Creemos que sería muy conveniente crear este espacio protegido. Los PGOU ya han considerado esas zonas protegidas, no se puede construir ( se ha ganado por parte de ADTA y de otras organizaciones la paralización de construcciones previstas). Creemos que el futuro es crear un parque paisajístico y cultural en el Aljarafe Norte que termine de proteger totalmente la zona. No sólo nosotros, que somos una asociación pequeña, hay otras asociaciones como Aljarafe Habitable, Los Dólmenes, Plataforma Ciudadana Forestier, etc., y entre todos estamos trabajando para que alguna vez la Junta promueva este tema, con la idea de darle salida a todo este patrimonio. 

En otros países un parque de esta naturaleza produce riqueza en la zona y aquí, nada, casi todo enterrado y con peligro de desaparecer." 


jueves, 9 de febrero de 2017

Cambio de ubicación del Mercado Agroecológico del Aljarafe




El próximo 18 de febrero vuelve el Mercado Agroecológico del Aljarafe tras la suspensión del mes pasado. Eso sí, en esta ocasión CAMBIAMOS DE UBICACIÓN debido a las obras de mejora que se están acometiendo en el Parque Municipal de Gines.
El encuentro será a partir de ahora en el PARQUE DE LA BARRIADA DE SANTA ROSA, muy cerquita del anterior emplazamiento, justo en frente del Parque Municipal, en la avenida del Torrejón, junto al recinto ferial de Gines.

Acércate a pasar un sábado sano y ameno haciéndote con tus verduras y demás productos ecológicos y de cercanía.

A partir de las 12:00 comenzará el CICLO DE MESAS REDONDAS "MERCADOS EN TRANSICIÓN", que La Regüerta organiza para los mercados.
Dentro del marco SALUD, REDES Y TERRITORIOS, habrá dos mesas redondas:

1.- "El Ríopudio como fuente de salud y bienestar de la Comarca del Aljarafe" , de la mano de ADTA (Asociación por la Defensa del Territorio del Aljarafe).
2.- "Contaminación electromagnética en nuestros pueblos", de la mano de Jose Manuel López-Menchero, de En Armonía Salud Geoambiental.

¡No te lo puedes perder!

Y como siempre más de 20 productores ofrecerán sus ricos productos directamente a todos aquellos que hemos apostado por la alimentación sana y las economías ecológicas y locales impulsadas por la propia gente que vivimos en la zona: huertas, bodegas, obradores, queserías, conserveras, panaderías...

Además podrás disfrutar de deliciosas tapas ecológicas elaboradas por COCOMÁ en nuestro ECObar.

Desde que en junio de 2012 la RegÜerta Ecológica (una asociación de auto organización ciudadana para el consumo colaborativo y ecológico) puso en marcha este Mercado, al que se sumó COAG y el Ayuntamiento de Gines, miles de consumidores/as y cientos de pequeños productores/as ecológicos de zonas próximas se han encontrado y tratado directamente sobre lo que nos interesa: la alimentación saludable, el acceso fácil y económico a productos ecológicos, la creación real de economías locales y sostenibles, la capacidad ciudadana de cambiar nuestros pueblos y sus vidas cotidianas... y continuamos trabajando para que así sea.

Come sano, consume ecológico, consume local. ¡ACÉRCATE A NUESTRO MERCADO!