miércoles, 26 de junio de 2013

Crónica sobre el Mercado de Verano-2013.


Por Pepe Gil

El Sol lucía en las aún tempranas horas del Sábado 15 de Junio en el Parque Municipal de Gines.
Los altos árboles, filtraban la ya intensa luz, y proporcionaban una agradable temperatura.
Un nuevo Mercado AgroEcológico del ALjarafe, el de Verano de 2013, estaba montándose cuando yo llegaba con mis bártulos.
Los Empleados del Ayuntamientos, se afanaban en colocar las carpas que albergarían los puestos de los Productores y los stands de las entidades colaboradoras.
Se ubicaron el escenario y las mesas del Bar RegÜerta. Repartiéronse papeleras por doquier. La instrumentación de los Grupos de Música ocuparon su sitio sobre el entarimado, y tras la instalación del equipo de sonido, sonaron los clásicos acordes de prueba.
Juan colocaba los rótulos identificativos de cada Productor en sus respectivas carpas según la distribución prevista.


Se alzaron las pancartas del fondo del escenario y del Bar. Y el cartel con el listado de precios del tapeo, hizo su aparición.
Algunos Vendedores comenzaron a llegar bien temprano, y el trasiego de furgonetas hortelanas, panaderas y vinícolas no cesó hasta el mismo inicio del evento.
Los tomates, pimientos y todas las hortalizas del tiempo fueron ocupando sus puestos sobre las mesas. Y los panes, vinos, quesos, dulces y demás elaboradas maravillas les acompañaban, como si, más que un mercado, pareciera un decorado creado para agradar a los sentidos.
Y, con el mismo sosiego ambiental con que amaneció el día en el Parque, se inició la actividad.
Los productos, recién cosechados en el campo, el horno y la bodega, empezaron a cambiar de propietario. Surgieron las primeras charlas ilustrativas entre Productores y Visitantes que, plácidamente, adquirían las preciadas viandas.
Mientras las nobles huestes regÜertenses ocupaban sus puestos para que todo resultara perfecto, las vivencias y anécdotas para recordar, emprendieron su existencia:
No hubo manera de dar solución al calor producido por la hornilla de los creps, por el laborioso montaje de su mostrador. Así que, con la brisita, ambientó de dulces aromas, y alejó el frío en los puestos próximos y en el de la propia crepera.
Más tarde, cuando subió el Sol, se cubrió alguna rendija solariega con tela de rafia. Y también la cocina y el escenario fueron agraciados con sendas carpas. El Guitarra del Grupo comentó: "Es la primera vez que tocamos bajo palio".


¡Ja! ¡Había un señor con una trencita en la barba!. ¡Y a los de la CAAE se les cayó la mesa de los folletos!.
Antonio, el panadero de La Andalusí, comentaba que parecía que la venta estaba un poquillo floja. A lo que le repliqué: ¡Claro Antonio, es que estás mu mal acostumbrao a las Superventas!.
Y una Amiga hortelana me hablaba en el mismo sentido, pero matizando: ¡Es que los que están en el paseo acerado venden más que los que estén aquí abajo, en el círculo de tierra, porque por allí pasa más gente!. Y yo le dije: ¡Ah! Aguda observación, al menos yo no lo había apreciado. Se lo comentaré a los Compañeros por si podemos establecer una rotación de ubicaciones en los próximos mercados.
Algún activo regÜertense, aún ayudaba a los nuevos Vendedores a mejorar el montaje de sus mostradores y cajas de productos. Claro está, aplicando rigurosos criterios del más puro marketing.


En un momento dado, entre el calmo paseo adquisitivo de los Visitantes, algo sucedió que captó agradablemente la atención de todos: Era el primer Grupo Musical, que iniciaba su actuación. El cuarteto, The Classical Saxophone Quartet por más señas, compuesto por músicos noveles de la Escuela Municipal de Música de Gines comenzó a regalar delicateses sonoras de clarinete y saxofón a todos los presentes. Sí, fue en aquel momento cuando, después de acariciar nuestros oídos, sus notas musicales subieron hasta el dosel arbóreo. Las corcheas y semicorcheas, y toda la gama de bellísimas notas musicales, a pesar de la brisita que incomodaba a los atriles, saltaban de los pentagramas aspiradas por los tres jóvenes y salían de nuevo a través de los instrumentos transformadas en ondas sonoras. Estas ondas, se depositan y multiplican entre las hojas, y se mantienen latentes hasta que el viento del próximo Otoño se encargue de esparcirlas por todas las calles y campos de la Comarca Natural del Aljarafe.


El Amigo Cuentacuentos hacía las delicias de los chiquillos que, embobados, dejaban volar su imaginación.
Y allá, al fondo de la foresta, como si de un bosque natural se tratara, se reunían los corros para compartir iniciativas y, conocimiento sobre monedas sociales, creación de cooperativas, y otras interesantes cuestiones contempladas en el temario que habrán de cambiar en poco tiempo el destino de la Humanidad. ¡Todo es ponerse!.
Al compás de los platillos de arroz y pisto que salían del magnífico Bar RegÜerta, los decibelios rockeros de Lucas y sus Amigos llenaron el mágico lugar. Y los sones de las guitarras, y la batería de José Manuel, que absorbieron toda la atención de los fieles aficionados, elevaron, también, nuestro caché de Grupo de Consumo Ético y Ecológico.

¡Gracias, muchas gracias Amigos Músicos!.

Algún recién llegado comentó: ¡¡Buff, vaya cómo va la autovía de coches pa la playa!!
Y uno de los presentes dedujo: ¡Claro, … así se explica que se observe un poco de menos afluencia en el Mercao! ¡La culpa es de la calorina!



Pero lo que la gente no sabe es que, con aquella magnífica arboleda del Parque de Gines, en el Mercado AgroEcológico del ALjarafe, en Junio, ... se está de maravilla!!.

martes, 11 de junio de 2013

Programa del mercado de junio

Estamos a punto. El sábado disfrutaremos de otra nueva edición de nuestro mercado. Os dejamos el programa en el que consolida a veinte productores y un rincón de experiencias centrado, en esta edición, en la salud. No va a faltar la música, el tapeo y la animación infantil. Nos vemos en el Mercado.