lunes, 26 de junio de 2017

Balance sobre el Ríopudio

El pasado sábado, ADTA (Asociación de la Defensa del Territorio del Aljarafe) organizó un encuentro para hacer balance de la situación del Parque del Riopudio y leer un breve manifiesto.





La vinculación de nuestra asociación con ADTA y muy especialmente nuestra implicación con su proyecto 'Riopudio Silvestre', hacía imprescindible nuestra presencia en ese acto.

Nuestro compañero Jordi acudió pues, como representante de la RegÜerta y así lo hizo notar en una pequeña intervención de saludo y compañerismo asociativo al comienzo del encuentro. Entre los presentes se encontraban representantes de Scouts de la provincia de Sevilla, miembros de la asociación de dólmenes de Valencina, miembros “significativos” de ADTA, el alcalde de Bormujos y Jordi en representación de nuestra asociación.
Se hizo la lectura de un manifiesto (adjunto mas abajo) tras la cual se pasó a una rueda de intervenciones, donde de forma totalmente espontánea todos se mostraron muy participativos al debate.

Entre los temas que se mencionaron, destacaron las acciones de desbroce que ya han comenzado, justo cuando se  estaba pensando programar algo para una nueva llamada de atención para reivindicar los desbroces ante la infame inundación de la maleza y el añadido riesgo de incendio. Además, como novedad, este año se ha acometido dicha tarea con la participación de los nueve municipios con ribera a través de una gestión coordinada por la Mancomunidad, mediante un plan de empleo con financiación del Estado, lo cual ha supuesto que cada municipio haya podido aportar medios humanos sin cargo alguno para sus arcas. Esto supone un cambio de actitud; de un desentendimiento absoluto a una actuación que puede suponer el precedente de cara la inclusión del mantenimiento del Riopudio en el futuro.

Nuestro compañero se llevó la impresión de que en todas las intervenciones había crecido la inclusión de una comprensión más integrada respecto al significado y las intervenciones posibles en el Riopudio, desde el espacio local, comarcal y periurbano de Sevilla. La ordenación del territorio, el medioambiente, la educación, el ocio, iniciativas productivas en ámbitos como la ganadería, la agricultura y el turismo, prospección y proyección de estudios desde la Universidad, etc.

Surgió una valoración generalizada de que aunque queda mucho por hacer, se percibía que era posible la apertura de una etapa de mayor comprensión y voluntad de actuación por parte de las distintas administraciones e instituciones.

ADTA va continuar el trabajo de orquestación solicitando nuevas reuniones con la CHG (Confederación Hidrográfica del Guadalquivir), que ha cambiado de presidente, con los ayuntamientos y con el consejero de la Junta.
También surgió la propuesta de desembocar en la convocatoria de una jornada para estudiar y plantear objetivos en relación al Riopudio con la participación comprometida de los tres niveles institucionales, ayuntamientos y mancomunidad o diputación, Junta de Andalucía y CHG (ministerio).
La otra pata que hay que seguir prestando atención y trabajando es la de la sociedad, asociaciones y personas de los municipios (9 municipios con ribera y 2 -Gines y Valencina- con cuenca).







No hay comentarios:

Publicar un comentario